Vender en Instagram: Guía básica para pequeños empresarios principiantes

Vender en Instagram

Si todavía no estás puesto al día con las nuevas tecnologías y tienes un proyecto de negocio, te recomiendo que leas estas líneas y que, junto a los pasos que te vamos a dar, des alas a tu imaginación y crees una verdadera tienda online digna de ser visitada.

  1. Crea un perfil en Instagram.

Si ya tienes claro tu modelo de negocio, ahora debes crear un perfil comercial. Si ya has usado antes la plataforma para un uso particular tendrás nociones básicas de cómo gestionarla. Si por el contrario eres completamente amateur, descarga la aplicación, introduce tus datos y genera el perfil de usuario.
Para ello lo primero a tener en cuenta es que debes tener abierta una cuenta comercial en Facebook para permitir la conexión entre ambas redes sociales, esto lo puedes hacer a través de las herramientas de negocio de la aplicación Facebook.

  1. Marketing visual.

Haz fotografías de calidad y sobre todo utiliza bien los filtros. Si eres un perfeccionista de la imagen puedes usar apps básicas para el retoque como VSCO o más completas como Snapseed. Si has hecho una bonita imagen de tu artículo pero no has conseguido la luz y el color que necesitabas, prueba con a color story.

  1. Etiqueta los artículos.

Si ya has subido las fotografías solo te queda el último paso: etiquetar los productos. Esto permitirá al usuario hacer clic sobre el artículo y conocer de antemano el precio de lo que vendes. Si está interesado en continuar con la transacción clicará de nuevo en la etiqueta del precio e Instagram lo redirigirá a tu página de venta para acabar la transacción.

  1. Debes tener una página de venta propia.

Instagram Shopping no es una página de venta, sino más bien una plataforma para dar a conocer tu empresa, tus artículos y sus precios. Por eso es importante que conozcas que Instagram no se encargará de terminar las transacciones de venta, sino que redireccionará el tráfico a tu página web corporativa o a la e-shop de tu empresa. Es por eso que debes tener una página de venta propia debidamente estructurada porque, además, entre las funcionalidades de la aplicación no está la de redirigir al usuario a la ficha del producto, sino que lo mandará a la pantalla de inicio de tu web.

  1. Sé creativo.

Como en cualquier herramienta de marketing ser creativo y marcar la diferencia te harán único. La manera en la que gestiones tu perfil dirá mucho de ti y te creará una fama en la nube. Sé cercano con tus followers y clientes. Si no dispones de tiempo para llevar un manejo diario de las redes, te recomiendo que busques un profesional encargado de ello, pues tu catapulta al top ventas puede estar detrás de unos clics.

Ventajas e inconvenientes de vender por Instagram Shopping

Instagram, con sus más de 800 millones de usuarios, se catapulta a lo más alto del ranking de las redes sociales con su plataforma de venta online, llegando a ponerse incluso a la altura del mismísimo Facebook. Cualquier eCommerce que se tercie debe conocer detalles acerca de la estrategia de mercado para potenciar la venta de sus productos e Instagram es un gran mercado abierto a nuevas posibilidades.

Pero no es oro todo lo que reluce y te conviene saber qué ventajas e inconvenientes te vas a encontrar cuando abras la puerta al mundo de la venta virtual.

Ventajas.

  1. Darás alas a tu creatividad con un coste de inversión prácticamente inexistente: decora tu shop-online sin pintura, cuadros o costosos muebles: tú eres tu propio diseñador.
  2. Da visibilidad a tu empresa mediante este tipo de publicidad gratuita: genera contenido, haz un llamamiento a nuevos followers y benefíciate.
  3. Crea marca, fideliza clientes mediante la segmentación de mercado y diferénciate de la competencia con un eslogan (o mejor dicho un hashtag) pegadizo, continuado y fácilmente reconocible.
  4. Darás a conocer tus productos de manera fidedigna, pues las imágenes de calidad darán al usuario un conocimiento detallado de los materiales y calidad de tus artículos.
  5. Sé tu propio social media manager y ahorra en marketing digital. La sencillez de la plataforma te va a permitir manejar tú mismo tu perfil comercial sin necesidad de encomendar esta tarea a un profesional. Esta idea es especialmente ventajosa sobre todo si estás empezando y no dispones de un capital elevado para invertir en publicidad.
  6. Aumenta las interacciones y conoce qué opinan de ti los usuarios. Mantente al día de la reputación de tu marca y haz a la gente conocedora de tu buen nombre como comerciante: las opiniones de los demás generan confianza en los nuevos compradores.

Inconvenientes.

  1. Pese a que podemos decir que se trata de una plataforma casi perfecta gracias a la novedad que supone el poder etiquetar el precio de tus productos en una imagen, Instagram shopping no oferta la posibilidad de generar enlaces directos del artículo a su ficha en la tienda.
  2. No vas a poder automatizar la gestión de pedidos, por tanto, vas a tener que llevar un control exhaustivo sobre ellos evitando el cruce de información.
  3. No vas a poder hacer lo conocido como “ventas cruzadas”, es decir, sugerir al usuario más productos relacionados con sus preferencias.
  4. No vas a poder facilitar información real sobre la disponibilidad o stock del producto, lo que ralentizará, en determinados casos, los plazos de entrega.
  5. Puedes quedarte “en la calle” de la noche a la mañana si la red social decide que no estás cumpliendo su normativa y cierra tu cuenta.

En definitiva y pese a que puedas pensar que Instagram no lograría adaptarse a las exigencias de tu perfil de empresa o que existe demasiada competencia, te recomiendo que lo intentes, pues todo tiene cabida en la nube y seguro lograrás tener tu propia audiencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *