Ecommerce para tienda de ropa online: las mejores plataformas para proyectar tu web

Tienda de Ropa Online

Si tienes una tienda física de venta de ropa y quieres crear una plataforma de venta online o, si tienes una idea de negocio de moda y quieres proyectarlo en la web, hay una cosa que te debe preocupar: elegir una buena plataforma para lanzar tu ecommerce.

Elegir una buena plataforma te evitará problemas (como falta de visibilidad, pérdida de visitas, poca posibilidad de gestión) que al final se traducen en una pérdida de dinero.
Por ello, te hacemos una lista de las plataformas que mejor pueden ajustarse a este tipo de negocio, pudiendo centrar tu elección según tu tipo de empresa. Por ello, antes de entrar en materia te conviene tener claro cuáles son tus objetivos en Internet y qué características quieres para tu ecommerce, para ello no debes perder de vista detalles como:
– tipos de pago que vas a permitir.
– volumen del catálogo.
– con qué transportista vas a gestionar las entregas.
– cuestiones de logística y almacenaje de stock, para gestión de tiempos de entrega.
– Idiomas del sitio
– etc.

Plataformas más usadas:

PRESTASHOP:

Es una plataforma muy usada en España entre pequeñas y medianas empresas de venta de ropa por su fácil gestión, pero ¡ojo!, deja de funcionar correctamente si los catálogos son muy extensos, por eso si tu elenco de artículos es muy numeroso, descártala.
Dispone de diversas herramientas y plantillas básicas para dar un aspecto profesional a tu web. Además, permite el acceso en varios idiomas.
Prestashop nació para dar visibilidad a las ecommerce y es por eso que cuenta con multitud de módulos, sin embargo, los más completos son de pago.
Si no eres un as de la gestión web, te interesa saber que existen multitud de programadores Prestashop a precios competitivos.
Su principal ventaja, sin duda, es su capacidad de posicionamiento SEO de manera natural.
Debes tener en cuenta que no permite escalamientos.

SHOPIFY:

Al igual que Prestashop, Shopify fue software fue creado para pequeñas ecommerce. Actuará también como servidor, pero, debes tener en cuenta que al actuar como un servidor en la nube, no podrás descargarlo para modificarlo.
Es muy sencillo de utilizar pero también presenta desventajas: no es escalable y sus servidores están en EE.UU., por tanto, su posicionamiento SEO es altamente limitado.

WOOCOMERCE:

No nació para dar cabida a ecommerce, sin embargo, tiene gran acogida entre los pequeños negocios de ropa online que se lanzan al mundo en la nube.
Dispone de gran variedad de plantillas, tanto gratuitas como de pago, que son compatibles con los sitios móviles.
Permite la instalación de diferentes plugs y su manejo, aunque de manejo un poco más complicado, está explicado por diferentes tutoriales a lo largo y ancho de la web.
Su principal ventaja es su gestión muy económica.
Sin embargo, debes tener en cuenta que detalles como la gestión de pago, el buscador de artículos, marketing, etc. son de pago.
Su multimedia es escaso y no permite escalamiento.

DRUPAL:

Ideal para proyectos medianos para el que solo necesitas un servidor compartido y nociones básicas de manejo.
Sin embargo, no es una plataforma que naciera para la gestión de ecommerce, por tanto, deberás instalar todas aquellas funcionalidades que le faltan. Podrás modificar todo aquello que quieras desde el código, pero no es tarea fácil.

XIOPE:

Sin duda es la opción más sencilla, pues por un precio cierto (sobre unos 19 €/ mes), tendrás una ecommerce montada. Sin embargo, estás completamente en sus manos y dependerás de la agencia para cualquier cambio. Tiene pocas opciones de personalización y todas son de pago.

Todas estas plataformas permiten un manejo de las tiendas de ropa online de manera sencilla, sin embargo, existen muchas otras opciones que deberás valorar teniendo en cuenta tu estructura de negocio.

Errores que todos cometen al crear una tienda online de ropa

Las tiendas online de ropa son lo más común de internet, lo que se traduce en muchos usuarios, expertos o inexpertos, que emprenden el mismo negocio. La consecuencia que lleva aparejada es la comisión de los mismos errores por muchos usuarios, sobretodo errores propios de la inexperiencia. A continuación, os contamos cuáles son los errores que no debes cometer al crear una tienda online de ropa.

  1. No definir el buyer persona

Toda tienda online de moda debe ir enfocada a un perfil de usuario o consumidor determinado. En el momento que no definamos este parámetro en nuestra tienda, entrarán personas en ella que no estén interesadas en comprar. Tenemos que focalizar nuestros esfuerzos en el buyer persona que es quien nos va a comprar y se va a quedar con nosotros.

  1. Mal diseño

Los diseños web de las tiendas de moda son tremendamente importantes porque no se trata de un negocio funcional, sino estético. Vendemos moda y, por tanto, tenemos que ser estilosos, por lo que nuestra tienda online debe tener una buena organización, ser bonita y, necesariamente, ser intuitiva para el consumidor, de modo que éste encuentre todo lo que necesite.

  1. Olvidarnos de los clientes

Esto suele ocurrir a menudo y es que nos olvidamos de que estamos vendiendo a personas, no a usuarios. Nuestro cometido no se reduce a vender productos, sino que tenemos que cuidar de los clientes después de la venta. Dicho de otro modo, una vez vendido el producto nuestro trabajo con el cliente no se acaba, debemos fidelizarlo e intentar que haya salido satisfecho de la tienda.

  1. No hacer publicidad

Quizás, es uno de los errores más graves en lo referente a la creación de una tienda online de moda. Pensad que internet está infestado de tiendas de este tipo, por lo que hay que promocionarse y llevar a cabo acciones de marketing para mostrarnos como una tienda diferente, atractiva y fresca. La publicidad en todo comienzo es necesaria, no os olvidéis de ello.

  1. Carrito de la compra

Muchas veces el usuario rellena el carrito de la compra y se va de la web sin comprar ¿Qué ocurre? Hay que potenciar este aspecto y corregir los errores por los que el cliente se ha ido sin comprar. Por experiencia propia, el cliente deja el carrito y se va al ver el precio del envío de los productos, intentad minimizar el impacto del envío en la compra.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *