Las 10 Cosas que Debes Saber para Vender en Amazon

Amazon

Muchos particulares ven en Amazon una gran opción de inversión, ya que es el Marketplace más grande del mundo. Sin embargo, hay que tener ciertas precauciones o contemplar ciertos problemas que pueden surgir.

En este artículo, os enseñaremos las 10 cosas que debéis saber para vender en Amazon, una guía que todo particular debe leer para no encontrarse sorpresas. No hace falta seguir todos, pero se aconseja tenerlos en cuenta ¡Empezamos!

1.- Define el producto que quieres vender

Tenemos que saber qué es lo que queremos vender para conocer cuál es el coste de inversión y cuánto vamos a obtener a cambio. Este consejo se resume en consultar las tablas de comisiones de Amazon las cuales imponen una serie de comisiones por venta a productos de ciertas categorías, como es la tecnología, moda, deportes, etc.

Hay ciertas categorías con un porcentaje de comisión bastante alto, lo que nos espanta mucho a la hora de invertir. Hablaremos de los gastos que conlleva vender a través de Amazon más adelante. 

2.- Amazon te da más obligaciones que derechos

Cuando nos disponemos a suscribirnos como vendedores profesionales llegan los problemas para algunos/as. El principal problema que ve todo el mundo, es que Amazon te impone más obligaciones que derechos, lo cual molesta bastante porque parece que no se está siendo justo con nosotros.

Tendrás que cumplir todas las obligaciones de forma taxativa; Amazon no es un “colega” o “amigo” que pasa por alto los incumplimientos de las obligaciones, por muy leves que sean. Si no las cumples, tendrás sanciones; si se reiteran las sanciones, te suspenderán la cuenta.

3.- Vas a tener que posicionar

Uno de los grandes mitos que he leído sobre vender en Amazon, es que no hay que posicionar porque no es una tienda online independiente, sino que Amazon ya hace la labor. Esto es mentira porque dentro de su Marketplace hay una competencia brutal lo que nos obliga a realizar labores de posicionamiento para poder aparecer primero en las búsquedas de los clientes.

Por otro lado, os podéis quedar tranquilos/as, debido a que este posicionamiento no es tan difícil como lo es el SEO, por ejemplo, aunque también tiene su propio sistema de promoción, al igual que el SEM. 

4.- Competencia voraz

Quien decida vender en Amazon se va a encontrar una competencia voraz, especialmente de precios de producto. Desde el punto de vista de los vendedores, lo más detestable de Amazon es la guerra de precios que existe, lo que obliga a los vendedores a estudiar continuamente los precios de su competencia, un ritmo que no todos pueden seguir.

Por ello, tendrás que estar listo/a para la guerra, si decides, finalmente, vender a través de Amazon. Por otro lado, no todo el mundo sabe cómo vender adecuadamente en este Marketplace, así que es una ventaja a considerar.

5.- Contempla los gastos

A priori, vender en Amazon tiene un coste bastante elevado para cualquier pequeño comerciante, por lo que hay que estudiar muy bien la incursión en el Marketplace. Como consejo, os recomiendo hacer un estudio rápido de gastos e ingresos (estimables) para saber si es rentable, o no, el negocio.

Como gastos tenemos lo siguiente:

  • Cuota mensual de 40 euros o dólares, aproximadamente.
  • Comisión por referencia de cada producto, que va desde el 7% hasta el 45%. Esto se sabe en la tabla de tarifas por referencia de Amazon.
  • Tarifa por venta de artículo, no llega a $1, pero siempre te la cobran.
  • Tarifa por número elevado de listings activos, es muy pequeña y se la cobran a quienes tienen un gran número de productos en venta.
  • Tarifa por gestión de reembolso, en el caso de que tengáis que devolver el dinero a algún cliente.
  • Fulfillment (opcional). Si decidimos contratar su servicio de logística, tendremos que hacer frente a unos costes que dependerán del tamaño del envío (peso, dimensiones, etc.). Normalmente, nos cobrarán unos 2€, aunque puede ser algo menos, pero no mucho.

6.- Vas a tener que estar tiempo para vender mucho

No os creáis que esto es llegar y besar el santo, es algo bastante más complejo. Tendremos que estar varios meses en el Marketplace para empezar a vender a un ritmo bueno, salvo excepciones.

7.- Servicio de logística Amazon (TBA)

Amazon ofrece un servicio de logística a los vendedores profesionales que estén activos en su plataforma. Este servicio se caracteriza por almacenar y enviar tus productos a los clientes, como convertir la oferta de tus productos en “Prime”, lo que ofrece una confianza inigualable al cliente que está comprando en el Marketplace.

Como dato, yo soy asiduo de Amazon y no compro ningún producto que no sea “Prime”, como muchos, también, hacen.

8.- Puedes sincronizar tu tienda Shopify

En el caso de que tengamos nuestra tienda online en Shopify, podemos sincronizar nuestra tienda con Amazon de forma sencilla y rápida. En este caso, hacemos referencia a los productos que tenemos en nuestro e-commerce, de forma que podemos hacer listings de productos en Amazon de forma automática, gracias a esta sincronización.

Pocas plataformas e-commerce tienen esta función, algo que tenemos que agradecerle a Shopify, ya que nos permite tener presencia en Google y en Amazon.

9.- Se puede vender en distintos canales

Uno de los puntos fuertes de Amazon, es que se trata de un Marketplace que tiene presencia en distintos países, lo que te permite escalar y vender en distintos países. En el caso de vender desde España, es posible vender en Italia, Francia, Reino Unido y Alemania; simplemente, activando una pequeña casilla que tenemos en nuestro panel de vendedor.

10.- Olvídate de hacer publicidad

Esta empresa prohíbe determinantemente que los vendedores introduzcan publicidad sobre su empresa en sus paquetes, algo que sí se hacía anteriormente. El cliente sabrá que quienes somos por el nombre de nuestra tienda en el Marketplace, no por otra cosa, lo que da un poco de pánico.

Existe el dilema de trabajar nuestra presencia en Amazon muchísimo para que luego nadie nos reconozca fuera, algo que es bastante negativo. Por tanto, no parece una gran idea a priori, ya que el cliente no nos reconocerá fuera del Marketplace y limita nuestra actividad a vender a través de Amazon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *